4720-5254 // 4729-8191 ventas@mobilarg.com.ar
DISEÑO Y MUEBLES: ESTO ES LO QUE NO TENÉS QUE HACER
Desde las cortinas cortas hasta un sillón sin almohadones, hay cosas que jamás tenés que hacer a la hora de diseñar tu espacio!



Desde Mobilarg queremos que sepas 10 cosas importantes!

1 – No es un secreto: en Mobilarg nos encantan las cortinas que llegan hasta el suelo. Acá viene la cuestión: La caída de las cortinas siempre debe llegar al suelo, si, escuchaste bien. La idea es que “descansen” en el suelo. Hacer esto hace que “vista” al espacio y lo arropen.

2 – Nunca pero nunca nunca jamás dejar un sofá sin almohadones. Los almohadones o cojines visten y dan textura al sofá. La idea es siempre lograr una combinación entre ambos (almohadón y sofá), combiná colores, formas, expandí la belleza y estructura de tus muebles. Te damos un truco: elegí solo dos colores dominantes, complementarios entre sí, para todos los almohadones. Y si el almohadón que domina es estampado, los demás con motivos deberán complementarlo pero nunca competir con él para no dar sensación de caos.

– Prohibición absoluta de dejar flores artificiales a cercana distancia de invitados. Siempre tenés que apostar por flores frescas, pero en caso de decoración y un poco de fiaca, usá las artificiales alejadas del público!

4 – Si un sofá sin almohadones está off, entonces dejarlo sin manta o pañuelo es otro error grosero. La función de la manta es brindar confort y coziness, pero al mismo tiempo suaviza la estructura dura del sofá.

– Una buena idea es salir del perfeccionismo de combinar sobre un mismo modelo. Si querés darle vida a tus espacios tenés que intentar combinando distintos modelos, eso sí, muchísima atención a que tengan vida y que los muebles funcionen juntos.

– No llenes nunca de objetos decorativos pequeños ni la librería ni las mesas del salón, tanto la de centro como las auxiliares, porque crean ruido, “ensucian” y estorban. ¡Menos es más! El consejo que te damos es elegir elementos más grandes y bien seleccionados a la hora de presentar la librería: libros, piezas decorativas, algún cuadro, plantas.

–  La iluminación es clave para crear ambientes y sensaciones, sobre todo en un espacio como el salón. Por eso tenés que evitar los focos empotrados en el salón, porque ofrecen una iluminación muy plana. Es preferible iluminar de manera indirecta y combinando diferentes puntos de luz: una lámpara de pie, una de sobremesa en la mesita auxiliar, un aplique en la librería… Y nunca ilumines con una luz blanca, son muy frías y resultan molestas y es un error muy habitual. Lo mejor es optar por luces cálidas.

6 – Nunca vas a tener una alfombra demasiado chiquita. Tal cual, alfombra sobradora que abarque el espacio donde vas a estar. Te dejamos un secreto por si no llegás con la medida: Hacer que la alfombra toque la parte delantera de los muebles.

– Siempre que tengas un gran ventanal o un espacio de luz, intentar en lo posible que el sofá o sillón/sillones apunten al exterior, jugá con las posibilidades y usalas. En caso de que tus muebles tapen entradas o exteriores tratá de que sean de respaldo bajo para tener más entrada de luz.

10 

Siempre que diseñes un espacio, siempre que compres un nuevo mueble o te guste ser creativo con chucherías de entrecasa es importante que te diviertas y seas vos el máximo exponente del gusto de esos objetos, no solo tenés que decorar bonito y seguir las últimas